Guía para la Acción Pública: elecciones sin discriminación

El reconocimiento y ejercicio de los derechos políticos, en condiciones de igualdad para toda la ciudadanía, es el eje de la democracia. Ante la carencia de igualdad política se desvirtúan los procesos electorales y con ello se vuelve cuestionable la integración de los órganos de representación del Estado y se afecta la gobernabilidad.

Personas de la diversidad sexual

La diversidad sexual es la pluralidad de prácticas y creencias que regulan la expresión sexual de la humanidad en diferentes culturas. Las variantes pueden presentarse desde: el aspecto del sexo biológico, el psicobiológico de la personalidad, el género o de la sociología sexual humana. La diversidad sexual incluye a la población lésbico, gay, bisexual, transexual, travesti, transgénero e intersexual, (LGBTTTI).

¿Y la discriminación?
La discriminación por motivos de preferencia sexual, orientación sexual o identidad de género incluye toda distinción, exclusión, restricción o preferencia basada en la orientación sexual o la identidad de género que tenga por objeto o por resultado la anulación o la disminución de la igualdad ante la ley o del reconocimiento, goce o ejercicio, en igualdad de condiciones, de todos los derechos humanos y las libertades fundamentales.

En nuestra sociedad existe una tendencia que defiende una heterosexualidad dominante y, a partir de ella, se pretende descalificar a otras expresiones, orientaciones y manifestaciones de la sexualidad. Esta descalificación a la diversidad sexual a partir de la norma heterosexual, en el peor y más violento de los casos, se traduce en desprecio, odio y rechazo por la población LGBTTTI

La discriminación en lo cotidiano
La discriminación contra las personas que expresan una sexualidad diferente a la heterosexual puede manifestarse como homofobia que es la aversión contra las orientaciones, preferencias sexuales, identidades o expresiones de género, contrarias al arquetipo de los heterosexuales lo que incluye la lesbofobia y la transfobia e incluso odio a las mujeres.

La discriminación hacia esta población se manifiesta en acciones como burla, difamación, exclusión educativa, rechazo religioso, negación de servicios, despidos, acoso laboral; reproducción de estereotipos y estigmas en los medios de comunicación; en el ámbito personal las personas pueden padecer humillación, rupturas familiares, abandono, invisibilidad, violencia, hostigamientos, violaciones y, en casos extremos acoso, persecución o la muerte.

De acuerdo con la Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia, en un periodo entre 1995 – 2013 se registraron 887 homicidios por homofobia, lo que refleja el alcance que puede tener el rechazo a esta población.

En el ejercicio de sus derechos civiles, políticos o sociales
En el ámbito de los derechos políticos de la comunidad LGBTTTI, nos encontramos con que el acceso de una candidatura a través del sistema de partidos políticos es complicado para este grupo, ya que ninguno de los partidos políticos ofrece su inclusión total, dejando marginados de la posibilidad de ser elegidas y elegidos a las personas LGBTTTI que militan en algún partido político.

Asimismo, las personas trans se ven impedidas de ejercer su derecho a votar, ya que en muchas ocasiones la credencial para votar expedida por el INE presenta un nombre distinto a la apariencia de quien se identifica con ella; sin embargo en algunas entidades como en el Distrito Federal es posible que las personas transexuales, transgénero o travestis voten sin que aplique necesariamente lo anterior considerando que existen otros elementos de identificación en la credencial de elector.

¿Podemos ayudarte con algo más?

Esperamos que hayas encontrado lo que buscabas en el sitio web de la Unidad de Igualdad y No Discriminación del INE de otra manera te invitamos a usar nuestro mapa de sitio.