Guía para la Acción Pública: elecciones sin discriminación

El reconocimiento y ejercicio de los derechos políticos, en condiciones de igualdad para toda la ciudadanía, es el eje de la democracia. Ante la carencia de igualdad política se desvirtúan los procesos electorales y con ello se vuelve cuestionable la integración de los órganos de representación del Estado y se afecta la gobernabilidad.

Afrodescendientes

De acuerdo con la Consulta para la identificación de comunidades afrodescendientes realizado por la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, se denomina de esa manera a todos los pueblos y personas descendientes de la diáspora africana en el mundo. Para el caso de América Latina y el Caribe, el concepto se refiere a las distintas culturas “negras” o “morenas” descendientes de personas africanas esclavizadas que llegaron al continente, debido al auge del comercio de personas a través del Atlántico desde el siglo XVI hasta el XIX.

¿Y la discriminación?
La invisibilidad que sufren los afrodescendientes en el país facilita la violación de sus derechos y libertades, de este modo aumenta su vulnerabilidad, se fomenta su exclusión y la discriminación que viven para acceder a sus derechos y oportunidades; por ejemplo, a programas sociales. En la actualidad estas personas son motivo de discriminación y expresiones racistas, donde interactúan de manera directa los estereotipos y los prejuicios adoptados de otras culturas que se enaltecen al compararlas con las propias.

En 2011, el Comité para Eliminar la Discriminación Racial (CERD-ONU) hizo observaciones a México con relación a la exclusión del Censo Nacional de Población que lleva a cabo el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) a la población afrodescendiente, ya que no se ha hecho un reconocimiento étnico que permita la generación de programas para la promoción de sus derechos económicos, sociales, culturales y ambientales.

La discriminación en lo cotidiano
La escasez de datos estadísticos sobre su situación económica y social indica el poco avance que hay en términos de inclusión de este grupo; en las pocas mediciones que existen muestran que viven mayores grados de marginación y pobreza que incluso la población indígena. En la actualidad, los ámbitos laborales, escolares y sociales han sido los más afectados en expresiones racistas.

En el ejercicio de sus derechos civiles, políticos o sociales
En México las poblaciones de origen africano no son reconocidas como pueblo, a pesar de que su presencia histórica se ha documentado ampliamente y hay evidencias de la presencia actual de colectividades que se reconocen como tales. La omisión constitucional hace que la atención a las colectividades y comunidades afrodescendientes sea una tarea pendiente del Estado, sin dejar de reconocer que, como ciudadanos, gozan de todos los derechos y garantías reconocidas por la Constitución mexicana.

¿Podemos ayudarte con algo más?

Esperamos que hayas encontrado lo que buscabas en el sitio web de la Unidad de Igualdad y No Discriminación del INE de otra manera te invitamos a usar nuestro mapa de sitio.